La Diferencia de Edad entre Hermanos

Cuando los padres pensamos en tener hijos, nos planteamos cuántos queremos tener, si preferimos que se lleven pocos años o algunos más. Barajamos múltiples posibilidades analizando todas las variables que nos pueden influir como la situación económica que tengamos, el trabajo, si los dos trabajan, cómo se organizarán para criar al niño y trabajar, si habrá que pedir una jornada reducida o contratar a alguien para que les ayude, etc.

Cuando podemos elegir tener a nuestros hijos, nos planificamos muy bien para poder controlar todas las variables que se nos ocurran, otra cosa es que luego salga todo tal y como lo habíamos previsto, que no siempre es así.

Hay gente que prefiere tener a los hijos muy seguidos, con la idea de que jueguen juntos, de que los crian prácticamente a la vez, aunque sea algo más estresante que cuando se llevan más años.

Por el contrario hay gente que prefiere que se lleven de 4 a 6 años, así cuando el mayor ya es más independiente, la madre puede llevar el embarazo de forma más relajada que cuando se llevan pocos años y el hermano mayor puede implicarse más en los cuidados del bebé y entender mejor la llegada del nuevo hermanito.

En muchos casos, el planteamiento inicial es uno y luego por circunstancias de la vida, no siempre podemos hacer aquello que nos habíamos planteado, pero lo que si que es cierto es que aunque se lleven más o menos años, son hermanos y siempre van a compartir momentos de juegos y en familia.

Cuando se llevan 2 o 3 años, a parte de compartir juegos, también comparten amistades, sobretodo el pequeño suele sentir adoración por el hermano mayor y sus amigos.

En cambio, cuando se llevan 5 años o más, el pequeño es demasiado pequeño para algunos juegos del mayor,porque ni puede correr tanto, ni tienen tanta fuerza, pero luego hay muchas cosas que el hermano mayor podrá hacer con el pequeño, como contarle cuentos, explicárselos, leerle los cuentos, hacerle dibujos para que el pequeño los pinte, etc.
Hay muchas cosas que pueden seguir haciendo juntos y la diferencia de edad no tiene porqué ser un impedimento para fomentar el juego entre los hermanos, sólo que hay que buscar y encontrar las actividades que les conecten teniendo también en cuenta su personalidad, si son más o menos activos, etc. Desde luego hay mil cosas que pueden hacer juntos, sólo hay que pensar un poco e incluso adaptar algunas.

SeHommy jugnado con agua

En mi caso particular, mis hijas se llevan 3 años y puedo decir que la mayor se implicó mucho en el cuidado de la hermanita cuando era un bebé, me ayudaba con el baño, la cremita, los biberones, sobretodo el primer mes que era la novedad, luego se le pasó y se quejaba de que siempre estuviese dormida y quería que fuese grande para jugar con ella.

Aún así siempre le hacía mimitos, caricias, le gustaba verla reir, y lógicamente la pequeña ya desde muy bebé sentía adoración por la hermana. Los que tengáis dos hijos me estenderéis perfectamente aunque se llevan más años, estoy segura de que les habrá pasado lo mismo.

En cuanto la pequeña empezó a gatear ya iba persiguiendo a su hermana a todas partes, toqueteando todos los juegos de la mayor(cosa que generaba algunos conflictos, lógicamente, porque le desmontaba todo), queriendo hacer y tener todo lo que tenía su hermana, etc.

Lo primero que aprendió a decir a parte de mamá y papá, fue “ca”, que es la última sílaba del nombre de mi hija mayor, jajaja, y hasta hace bien poquito (con 3 años) aún la llamaba así aunque sabía decir su nombre completo.

La pequeña comparte amistades de la mayor, conoce a todos los amiguitos de la clase y ellos la conocen a ella, porque la han visto desde pequeñita en el carro y ahora juegan juntos en el parque.

Aún así cuando jugamos en familia con los juegos de mesa, tenemos que adaptar las normas un poco, porque para la pequeña es más complicado y ajustamos el juego para poder estar los 4 juntos en familia. Se cansa antes, porque con 3 años tiene menos paciencia, aún está aprendiendo a perder y eso genera algunos conflictos que tenemos que resolver, pero con esto me refiero a lo que comentaba antes, de que tenemos que adaptarnos a las edades y así poder compartir juegos.

Ellas juegan mucho juntas con las muñecas, las casitas, los bebés, no se si al ser las dos chicas, tienen los mismos gustos y ayuda a compartir juegos, aumque también juegan con los coches, la pelota, a luchar, etc.

Los niños son niños y por eso, entre ellos se acomodan a los juegos, aunque no tengan los mismos gustos, se van adaptando y van jugando a todo lo que va surgiendo, a mamás y a papás, a hacer de animalitos, a la pelota o a trepar, la cuestión es jugar.

Podéis compartir con nosotras vuestras experiencias, dejadnos vuestros comentarios.

Consejos para elegir a tu canguro.

Cada semana un consejo en tu correo




 

« »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrollado con por Estudio Q41

Certificado de seguridad Comodo